SIGO VIVO

SIGO VIVO
Sigo vivo. Doc y Fery también. De este largo silencio, solo la obra es culpable. Bueno, no del todo. Es verdad que, después de aquel duro invierno, de aquella nieve casi perpetua, la obra cobró de nuevo su vigor y protagonismo, y se me acabó aquel tiempo de relajo y escritura. Es verdad que volvimos a nuestra faena, como siempre, a nuestros afanes de obra, al imprevisto diario, a nuestras didácticas charlas, nuestros triples razonamientos. Ya sabéis cómo es nuestra obra y los que en ella hacemos vida. Pero no todo el tiempo se me fue en ella. Es que ahora, Doc y yo, tenemos una banda.
Todo nuestro tiempo libre, ha dejado de ser libre. Ahora es libre y musical. La banda se lo lleva todo. Nuestro tiempo y las pocas ganancias que la obra nos deja después de pagar impuestos, facturas, multas, recibos, revisiones, licencias, seguros, cuotas, altas, bajas, feas, gordas, hijas de puta y todas esas aportaciones con que nos sangran y exprimen las mil instituciones, ministerios, tesorerías, consejerías, delegaciones, secretarías, administraciones, gerencias, madrigueras, covachas, antros, leoneras, cuchitriles, pocilgas…No sé por qué, se me ha ido la cabeza en esta dirección.
Doc y yo tenemos una banda. No ha sido fácil. Formar una banda no es cosa de poca monta. Es bien difícil, cuando se vive en un pueblo como este, encontrar alguien que cante bien, alguien que toque la batería (el tambor, que llaman aquí), un local de ensayo y un número increíble de cables con los que enredarse. Pero todo está resuelto, majos. Doc y yo lo hacemos todo y ensayamos en mi cochera. Otros lo llamarían música de garaje, para nosotros es de cochera. Las grabaciones y videos, que pronto podréis ver en este bonito blog, son cosa de Fery. Ya sabéis, a Fery le apasiona el mundo de la música y también el de la imagen, así es que siempre está dispuesto a repetir tomas y grabaciones en busca de lo que, él entiende, más nos conviene y favorece.
Así, todo este proyecto, es como si de otra obra se tratara, solo que sin andamios ni peligrosos tropezones. Además aquí, los imprevistos, siempre son más llevaderos y divertidos que allá en la obra.
No esperamos hacernos ricos, ni famosos, ni que las mujeres griten y se tiren de los pelos mientras nosotros descargamos los bártulos de la clandestina por los garitos. No. Solo queremos hacerlo bien y cantar con esa triple filosofía que nos gastamos aquí. Con humildad y fe en lo que hacemos.
Entre la obra, y la banda, las voy a pasar canutas para que la libreta eléctrica siga viva, pero prometo no mantenerla en silencio tanto tiempo. Dicho queda. Haya salud y suerte para todos.

2 pensamientos en “SIGO VIVO

  1. Una labor polifacética la tuya, cualquier día, en cuanto tengas un rato libre para prepararte, nos sorprenderás diciendo que también sabes hacer magia, que has sido capaz de sacar un conejo de la chistera, o averiguar la carta que habíamos pensado.
    Tomamos nota ¿y un concierto para cuándo?
    Fer que baje el video a You Tube y a esperar, que otros con menos también tuvieron suerte.
    Pregunta ¿habrá una seña o imagen especial que haga inconfundible el video respecto a otros?

  2. ¡Has vuelto! Ya te hacía caído del andamio o atrapado en el castillo burocrático de algún permiso de esos de las obras. Y ahora además prometes música. Definitivamente ha llegado la primavera al hemisferio norte.

Los comentarios están cerrados.